SANTO MAR: A buen Santo me encomiendo

313 Vistas Sin comentarios

Esta vez vengo a platicar a detalle sobre nuestra experiencia en el nuevo restaurante de mariscos en Monterrey: SANTO MAR.

Santo Mar se ubica en Parque Arboleda, el nuevo complejo nice por excelencia en San Pedro Garza García.

Y a diferencia de lo que uno puede esperar en precios exhorbitantes, la primer sorpresa que encuentras en Santo Mar es que los precios son bastante razonables, primer buena señal.

El restaurante tiene dos zonas, de las cuales se impone una terraza enorme que pudiera superar por un pelo de rana calva las dimensiones de la zona de interior que también está MUY agusto, pero los regios lo sabemos… una terraza es una terraza y es un habilitador de peda por excelencia.

En fin, pasando a lo sabroso, el menú tiene varias joyitas… a nosotros nos encantó el aguachile encacahuatado -del cual se van a querer tomar la salsa-, el ceviche de atún -cubos grandes y frescos, generoso-, la tostada de pulpo enamorado, los ostiones, los tacos volteados -que con queso mozzarella la llevan de super gane- y la estrella del lugar, el pulpo flameado, un espectacular platillo terminado en la mesa en una rueda de queso, flameado en salsas negras y servido al centro del cual pueden quedar bien servidas unas 3 personas. Un sabor nuevo y que no empacha ni amarga. Mis respetos.

La frescura, innovación, buen ambiente y una intención de servicio muy dedicada, son la mejor carta de presentación de este lugar que no abusa en sus precios y que sirve tragos dobles de licor a precio bastante razonable. Un lugar para pasar una tarde de ensueño y salir bien arregladito/a coqueton/a.

Ahí nos vemos!

0 Comentarios

Comentar