Machacado con huevo: sabor a norte

2293 Vistas 1 comentario
Machacado

En el norte, comer carne seca es un acto de congruencia: el clima de esta región también es así, seco. Machacado

Antes no era fácil sobrevivir en ese territorio, ecosistema de tribus hostiles, paisaje árido y hogar de nadie. La tierra no daba frutos y el agua era escasa. Había que desplazarse con frecuencia, cazar, recolectar y preservar el alimento, todo con el sol encima. Ganarse la vida no era para principiantes.

Pero un día los pobladores encontraron un atajo en su dieta. Primero tendieron carne cruda de venado al aire. Luego esperaron a que el sol la deshidratara por completo. Descubrieron no sólo que el sabor era bueno y su textura más ligera, sino que así podían conservar el alimento en buen estado por más tiempo. Paradójicamente, el clima seco les dio tregua revelándoles la carne seca.

Machacado: carne seca

Carne Seca típica del norte

Los nativos ya acostumbraban recolectar huevos de codorniz. Por eso fue normal que mezclaran carne seca y huevo para crear el primer machacado, hoy platillo típico del norte.

Antes de la Conquista, el machacado se comía con carne de venado. Luego llegaron los españoles y comenzaron a prepararlo también con carne de res.

Origen del Machacado con huevo

Una versión relata que el machacado que conocemos hoy se inventó hace 90 años en Ciénega de Flores, Nuevo León. Los ingenieros y obreros que trabajaban en la construcción de la carretera a Laredo comían en la Hacienda Tía Lencha. La dueña, Doña Fidencia Quiroga, reinventó la receta a petición de los trabajadores. Guisó la carne seca con manteca de puerco, chile, tomate, cebolla y huevo, acompañado de frijoles refritos. La receta se popularizó y se hizo nacionalmente famosa y gustada.

También hay otras historias de otros lugares sobre el origen de este platillo. Quizá sería más justo y hasta lógico decir que nació en Aridoamérica, en un tiempo en el que la tierra no tenía nombres ni delimitaciones. Lo cierto es que es tradicional no sólo de Nuevo León, sino también de Coahuila, Chihuahua, Sonora y Tamaulipas. Y lo innegable, eso sí, es que el machacado con huevo es sabor a norte.

@mauricio_goc

1 Comentarios

Comentar