Pangea memorable

562 Vistas Sin comentarios

Lo que me tocó vivir ronda en la excelencia gastronómica. Servicio, trato, sabor, ambientación, TODO es impecable en el Pangea de San Pedro Garza García del chef Guillermo González Beristáin.

Llegué al Pangea por ahí de las 7:30 p.m. y salí pasadas las 11:00 p.m., la ocasión fue una cena con un familiar con quien comparto muchos gustos y esporádicamente nos reunimos para platicar y explorar las mezclas de vino y comida que nos ofrece la ciudad de Monterrey.

Fuimos con la idea de probar el cabrito braseado,dorado y deshuesado con puré de coliflor y aceite de trufa, hongos porcini y salsa de cerveza Bocanegra, el cual para nuestra sorpresa, sacaron del menú hace unos meses. Sin embargo, hicimos una solicitud especial y lo pudimos probar días después, dejándonos extremadamente complacidos. Espero que si llegan a leer esto pueda volver al menú, ya que es un platillo regional elevado a un nivel de categoría y de etiqueta que todo comensal turista debería de probar. El cabrito se ve así:

Pangea Monterrey

 

Pero en fin, siguiendo con la descripción de la vivencia principal…

Llegando te reciben por tu nombre si es que ya te reconocen, saben tus preferencias de vino y de comida y aún así te ponen desafíos nuevos, asegurándote que no te vas arrepentir.MariaTinto y Pan de la casa

 

 

Para tomar se pidió una botella de MARIATINTO (Creación del Chef del restaurante), un excelente vino mexicano que te permitirá percibir los sabores de lo que viene estando en el Pangea. Para abrir apetito se sirve un pan buenísimo recién horneado; la combinación de la mantequilla con la sal de grano con la calidad del pan, hacen que este pobre panecillo se vaya muy rápido.

 

 

 

En lo que comienza la plática se acaba el pan y es hora de pedir la entrada (oficial), pedimos un Tiradito de atún toro acompañado con una salsa de mezcal, soya y Chile Serrano y se cambió el consumo del vino por agua.

Tiradito de Atunfilete angus rossini

 

El tiempo, la plática y el ambiente es de primera hasta que empieza a oscurecer. El único detalle del restaurante es que al caer la noche la iluminación es demasiado reducida, creando un ambiente muy romanticón, el cuál no era apto para esta reunión entre mi primo y yo (If you know what I mean)

Siendo la primera vez visitando El Pangea, la verdad uno no tiene idea de lo que le espera hasta probar el plato fuerte. Este momento no quieres que pase, que la comida no termine, tratas de identificar cada ingrediente quedándote corto ante cada pincelada de sabor que te ofrece cualquier platillo. Yo pedí el Filete de res Angus “Rossini” con escalopa de foie-gras y aceite de trufa blanca con reducción de Oporto, algo que de verdad, cada me acuerdo se me llenan los ojos de lágrimas y las ganas de volver no pueden esperar :D. Se retomó el vino y se terminó.

A medio plato fuerte se pidió una botella de Chateau l’embrun de Blaye, Francia del 2003. Este vino es una mezcla francesa de sabor muy “amaderado” al grado de dar un sabor a bourbon dulce.

Otra recomendación, por no decir obligación, es pedir postre, cada postre también trae consigo una mezcla de sabores ya sea frío o caliente que te permitirá cerrar la cena de una manera impecable. La plática, el vino y cada platillo es de lo mejor que se puede probar en el país sin duda.

Mi postre fue una nieve de ferrero rocher acompañado de su respectivo carajillo.

nieve ferrero rocher

Este lugar no necesita evaluación, es imperativo visitarlo y aseguro como bien lo dice el título de esta nota: Una experiencia memorable para la memoria y para el paladar.

PANGEA

Bosques del Valle 110-20, Col. Bosques del Valle

San Pedro Garza García, N.L. México C.P. 66250

Horario:
L-J 13:00 a 23:00 hrs    //   V-S 13:00 a 0:00 hrs    //    D  13:00 a 17:00 hrs

Restaurant T. 8114 6601 al 04     F. 1366-3877

0 Comentarios

Comentar